Para los que estamos lejos de Venezuela,el olor del papelón y el anís nos evocan momentos pasados y nos hacen amar la cocina venezolana y sus aromas, este es un desayuno o una merienda ideal, y es una de las debilidades de mi hijo Daniel y de mi querido amigo Humberto de quien me acorde especialmente al hacerlas.

Ingredientes:

½ Kg. de harina de maíz precocida. La que usa para hacer arepas
1/2 panela de papelón ó en su defecto 4 cdas de azúcar
3 cucharaditas de anís en granos
1/2 litro de agua aprox.
1 pizca de sal
Aceite de girasol o maíz para freír (abundante)


Llevar a fuego el agua junto, al papelón y el anís hasta obtener un ‘melao’ no muy grueso, se cocina hasta que el papelón se deshaga. Se deja enfriar.

Cuando el melao esté a temperatura ambiente, añadir la sal, y la harina poco a poco hasta obtener una masa suave y consistente. Si no se consigue el papelón, al 1/2 lt de agua agregarle el anís y las 4 cdas de azúcar .Hay que dejar reposar un rato, unos minutos, porque la harina de maíz precocida tarda un poco en hidratar. Si se siente la masa poco hidratada, agregar un poco de agua y si esta muy blanda agregar un poquitin más de harina, la masa tiene que quedar manejable.

Se divide la masa en bolitas, tamaño deseado, se pueden hacer con la mano formando una bolita, y aplastándola para que quede muy fina como un creps, o se agarra un pedazo de plástico le pone un poquito de aceite para que la masa no se pegue, y aplastas la bolita de masa hasta formar una arepita lo más fina posible.

Se pone a calentar el aceite, en un caldero o en una ollita alta para poner suficiente aceite, el "truco" para que se abomben es que el aceite debe estar bien caliente y debe ser abundante para que "naden" en él. Freírlas hasta que estén doraditas y abombaditas.


Se sirven de inmediato acompañadas con queso blanco y mejor aún si se pone al lado un chocolate de taza venezolano.

Nota: Han sacado una harina especial para arepitas dulces, pero yo aquí en España aun no la he visto, si alguien que lea el blog lo sabe por favor avíseme…aunque no se si quedaran tan ricas como al natural.